domingo, 12 de febrero de 2012

Capítulo 64.

Viernes 17 de noviembre
Ana ha pasado una noche malísima, su cabeza no ha parado, se nota tan diferente, se ve más mujer pero nada.. no sabe que es lo que le impide hacer eso… aunque el no se lo diga ella esta muy preocupada por ese tema y lo peor, ha llegado a una conclusión, dejarlo.
Verónica sonríe se imagina a Pablo, la imagen se distorsiona y aparece Sergio con su sonrisa, sus ojos azules profundos, cierra los ojos y se da con las manos, no quiere verlo, no quiere sufrir. Ahora piensa en su madre y en cuanto la gustaría tenerla cerca, parece mentira como pasan los días…
Salva se despierta angustiado, mejor dicho desde el lunes esta a si, Miranda casi ni le habla, parece que el amor ha muerto aunque el la sigue queriendo tanto como el primer día y va a tener que tomar una decisión.
Ana espera a Manuel, donde siempre el la misma mesa, por fin llega, el trata de darle un beso pero ella se niega rotundamente, el nota que algo pasa, que no esta feliz se lo nota en la cara, se alejan de todos y se van hacia la habitación de ella.
-Ana: tenemos que hablar.
-Manuel: ¿Qué ha pasado, mi amor?
-Ana: no me llames más mi amor, tu y yo no somos nada.
-Manuel: ¿Es una broma, pero que dices?
Ella lo mira a los ojos siente que no puede pero sus miedos se apoderan de ella, el no se puede creer las palabras, siente como un puñal es introducido en su corazón.
-Ana: pues mira prefiero no engañarte, pero es que ya no siento nada, me gusta otro chico..
-Manuel: ¿El nuevo, verdad?
-Ana: no te voy a decir nombres, tan solo te digo que tu yo no tenemos nada..
-Manuel: pero, ¿Por qué? ¿Te has reído de mi todo este tiempo, si?
-Ana: no, no me he estado riendo de ti.
-Manuel: si, yo conozco a las niñas como tú, que utilizan a cualquiera para reírse de él pero conmigo no lo vas a conseguir.
Ana llora, sus lagrimas se deslizan,  no puede verlo a si y todo por su miedo, lo besa, ambos están llorando, sus labios recorren toda la boca del otro, Ana no puede creer el porque ha sido tan tonta.
-Ana: perdón, te tengo que contar la verdad, siéntate.
-Manuel: no hace falta que me lo digas, ya lo se, ¿No te has reído de mi lo suficiente?
-Ana: no me he reído de ti, tengo miedo, escuchame.
-Manuel: tira con otro y le cuenta  todas estas mentiras. 
-Ana: yo no miento, yo te quiero.
Él sale escuchando las últimas palabras, se va hacia su habitación y se derrumba, llora, siente tanta rabia sentir que se han reído de el … que ella lo ha utilizado, Ana esta tirada en el suelo, se siente fatal y todo por su puta culpa, ella lo quiere y más que a nadie. Todo por miedo, asquerosos miedos, jamás ha sentido eso con nadie y ahora que por fin había encontrado alguien que de verdad la quiere, Ana se siente fatal, físicamente, se siente sin fuerzas para salir de su cuarto, Selena entra y corre hasta donde esta su amiga, la trata de levantar.
-Selena: Ana…¿Qué te pasa? No llores.
-Ana: que soy una estúpida, eso pasa.
-Selena: tranquílizate..
-Ana: he perdido lo único que tenía por tonta, por miedo.
Suena el timbre..
-Ana: yo no voy a ir, no puedo, diles que me siento mal, pero dejame sola por favor.
Selena se va aunque no quiere dejar a su amiga sola, Ana llora, no puede más ni consigo misma, nunca pensó en sufrir tanto, que el amor fuera tan complicado 

Suena el timbre, Ana se ha quedado dormida, Pablo sigue tonteando con Verónica aunque ella no tiene muchas ganas, estan en el jardín. 
-Verónica: de verdad que eres tonto, hablando de tontos. 
Sergio pasa por delante, logra escuchar. 
-Sergio: ai Verónica siempre hablando de mi, a ver si comienzas a olvidarme.. 
-Verónica: tu sueñas estúpido. 
-Sergio: a por eso escuche mi nombre. 
-Verónica: simplemente le decía que más estúpido que tu no hay nada. 
Sergio se va, hace como si no oye.. 
-Pablo: ¿Entonces, a las 9? 
-Verónica: pues claro, me tengo que ir. 
Verónica se va, alguien sorprende por detras a Sergio... 
-Marta: hola, guapo. 
-Sergio: ah hola. 
-Marta: ¿No te hace mucho ilusión, o que? 
Verónica se cruza, Sergio la besa apasionadamente.., Verónica mira perpleja la escena.. no dice nada y decide no hacer nada. 
Poco a poco van llegando los padre, Ana esta muy destrozada, en cuanto ha llegado su madre la ha abraza, no para de llorar, Verónica se pone fatal en cuanto llega a su casa y piensa en su madre.

1 comentario:

  1. Dioooosss me encantaaaaaaaaaaaa!!!:D
    Publica pronto guapa!
    Besitoossss!

    ResponderEliminar